Destacados

Novedades

Atrás

La Misión como sentido de pertenencia: Colombia debe salir del mal

Colombia debe ser un país convertido a la inspiración del Espíritu Santo. El Espíritu Santo es una fuerza que reúne. Él reúne, de piedras vivas, de hombres nacidos de nuevo, un templo santo en el Señor, una habitación de paz en este mundo que perdió la paz y la tranquilidad. El Espíritu Santo hace a la Iglesia pura y santa. El Espíritu nos hace siervos de Dios.

Nuestra vida, de ahora en adelante, debe ser la vida en el Espíritu. Nunca habíamos pensado en esto. Habíamos pensado solamente en lo humano, en lo temporal, en lo visible. Pentecostés debe estar acompañándonos. No podemos dejar apagar las luces de Pentecostés ni las fuerzas de Pentecostés.

Colombia debe salir del mal, de la tibieza, del pecado, de los listados implicados en crímenes o en narcotráfico.

García-Herreros, R. (2012). Colombia para Cristo. Bogotá, D.C., Colombia. Editorial Corporación Centro Carismático Minuto de Dios.