Destacados

Novedades

Atrás

Santísima Trinidad

Celebramos en la Iglesia la fiesta de la Santísima Trinidad. En esta fiesta, llegamos a la cumbre de un largo viaje de contemplación que arrancó desde la cuna de Belén, y pasó por todo el misterio de iniquidad con que fue recibido Jesús en la Tierra, hasta la muerte y la resurrección. Después contemplamos la realización de la Promesa, de la venida del Espíritu Santo, y llegamos a la cúspide de la fe católica, el dogma de la Santísima Trinidad.

Debemos siempre decir: ¡Gloria al Padre, al Hijo, y al Espíritu Santo! Esta Palabra es quizá la única palabra eterna que existe en nuestra lengua humana. Porque si somos predestinados a la felicidad extra temporal, será la única frase que balbucearán nuestros labios ante el océano de luz que se reserva para los que creen. ¡Gloria al Padre, al Hijo, y al Espíritu Santo!

García Herreros, R. (2010) Una Hora para Dios. Santísima Trinidad. (33-36) Bogotá, D.C., Colombia: Editorial Corporación Centro Carismático Minuto de Dios.

 

En esto creo (El Credo). Hillsong United

Como hijos de Dios confesamos que creemos en su amor y en su poder. Pero vamos allá, creemos en la obra de amor del Padre, en la entrega y redención del Hijo y en el apoyo y constancia del Espíritu Santo en nuestras vidas.

 

¿Qué es la Santísima Trinidad? – Conozca primero su fe católica

Dios es Padre. En el Padre encontramos la bondad, la paternidad. No nos encontramos huérfanos en el mundo. El Hijo es el resplandor de la eterna luz. Ahí tenemos que buscar nuestra realidad, nuestra autenticidad. Y por último el Espíritu Santo. Es el amor substancial entre el Padre y el Hijo. Es el amor substancial entre el Padre y el Hijo.


Prueba